¿Qué es el sueño lúcido?

   Durante la vigilia, tenemos acceso a funciones cognitivas de orden superior como ser conciencia reflexiva de uno mismo, el pensamiento abstracto, la metacognición y somos capaces de actuar a voluntad acorde a nuestras intenciones. La mayor parte de estas propiedades de la vigilia consciente disminuyen al quedarnos dormidos. Sin embargo, en contraste con los sueño normales, que pueden darse tanto en sueño liviano, profundo como en sueño de movimientos oculares rápidos (MOR), el sueño lúcido, que ocurre principalmente durante el sueño MOR, es un fenómeno caracterizado por la reaparición de capacidades cognitivas superiores encontradas en la vigilia. Esto le permite al soñante ser consciente de que está soñando mientras el sueño continúa. A menudo el soñante puede controlar a voluntad el sueño, pudiendo cambiar su contenido o aspectos del mismo y tiene a su vez, acceso a todo su repertorio de memorias.

   Durante el sueño MOR, los músculos esqueléticos del cuerpo son suprimidos activamente por las estructuras neuronales en el tronco cerebral, con excepción de los que controlan al diafragma, movimiento ocular y oído medio. Así, dado que durante el sueño lúcido, los músculos oculares de encuentran desinhibidos y dado que los soñantes tienen acceso a todos sus recuerdos, se ha demostrado que pueden comunicarse con el experimentador, desde adentro del sueño, a través del movimiento de sus ojos. De esta forma, puede acordar con el experimentador el patrón de movimiento de ojos que va a efectuar cuando entre en un sueño lúcido y cuando el mismo se esté desvaneciendo para indicarle al experimentador el inicio y final del período de lucidez dentro del sueño. A su vez, puede pactar la realización de diferentes acciones dentro del sueño y avisarle al experimentador cuando las está ejecutando.

   Parece una película de ciencia ficción, pero es no lo es. Es un hecho que ocurre en el laboratorio y es fundamental para estudiar, por ejemplo, estados fisiológicos de conciencia diferentes al de la vigilia.   Lo más interesante es que el estudio de los sueños lúcidos no solo nos permite entender qué es la conciencia. Más aún, la capacidad de poder controlar a voluntad nuestros sueños, nos permite utilizar a los sueños lúcidos como una estrategia para combatir las pesadillas recurrentes, principalmente en trastorno de estrés postraumático (PTSD) o en depresión severa. A su vez, se observó que durante los sueños lúcidos puede practicarse habilidades motoras e inducir mejoras en estas. Así, actualmente son planteados como una posible herramienta en nuevas terapias de rehabilitación motora de pacientes que no responden después de haber sufrido daño cerebral.

Referencias bibliográficas

 

Baird B. et al 2018. Psychol Conscious. 6(1):40-54.

Dresler M, et al. 2011. Curr Biol. 8;21(21):1833-7.

Edelman GM. Proc Natl Acad Sci U S A. 2003. 100(9):5520-4.

Gosseries O et al 2014. Annu Rev Neurosci 37:457-78.

Hobson A y Voss U. Conscious Cogn. 2011. 20(4):993-7.

Hobson JA, et al. 2000 Behav Brain Sci. 24(3):575.

Hobson JA. 2009a Nat Rev Neurosci. 10(11):803–13.

Kahan TL y Sullivan KT. 2012. Conscious Cogn. 21(1):340-52.

LaBerge, S. et al. 1988. Sleep Res. pp. 11-26.

LaBerge, S. y Levitan, L., 1995. Dreaming. 5, 159-168.

LaBerge, S., 1980a. Percept. Motor Skills. 51,1039-1042.

LaBerge, S., 2003. Columbia University Press. pp. 233-258.

LaBerge, S., et al. 1981a. Sleep Res. 10, 149.

resler M, et al. 2014. Front Psychol. 2;4:987.

Siclari F. et al. 2017. Nat Neurosci. 44:222-227.

Stumbrys et. al. 2012. Conscious Cogn. 21(3):1456-75.

Tononi G, et al. 2016. Nat Rev Neurosci. 17(7):450-61

Voss U, et al. 2013. Conscious Cogn. 22(1):8-21.

Voss U, et al. 2014. Nat Neurosci. 17(6):810-2.

Voss U. Sleep. 2009. 32(9):1191-200.

© 2023 by Name of Site. Proudly created with Wix.com